Efectividad de la política monetaria en tiempos del Covid-19


Desde que se hizo evidente que la actual emergencia sanitaria impactaría a la economía global, los bancos centrales en el mundo respondieron con políticas monetarias expansivas. A nivel nacional, el Banco de México, utilizando su principal instrumento de política y observando menores presiones inflacionarias, llevó a la tasa de interés de referencia a 5.50%. Esto representa un recorte, de febrero a junio de 175 puntos base.

En este contexto, el COVID-19 se ha presentado como un reto para los “policymakers” y ha puesto a prueba la formulación de la política económica. Sus diferencias radican en su naturaleza, ya que es un choque que no proviene del sistema económico, y en su profundidad, pues hay incertidumbre sobre cuáles serán sus efectos de corto y largo plazo. Ante estos dilemas, cabe la pregunta acerca de qué tanto puede hacer la política monetaria para aminorar el impacto y acelerar la recuperación.

El principal riesgo que se presenta por la crisis sanitaria está en la retroalimentación de los choques. Si bien, el confinamiento obligatorio se muestra como un choque de oferta ya que ha paralizado gran parte de las cadenas productivas nacionales, también ha contenido a la demanda agregada. Esto ocurre por diversas razones, entre las más importantes está el estancamiento del consumo, por el comportamiento precautorio de los hogares sobre su gasto, así como el efecto del desempleo sobre el ingreso disponible de los consumidores. En ambos escenarios, poco puede hacer una rebaja adicional de la tasa de interés, pues en estas condiciones extraordinarias, empresas y hogares pueden posponer su gasto y reducir su apalancamiento, a fin de hacer frente a más reducciones de sus ingresos esperados. El resultado neto puede ser una dinámica del consumo, el crédito y la inversión privada menos vigorosa.

Queda dicho que la pandemia afecta principalmente a las expectativas, uno de los principales componentes que guía el comportamiento económico de los agentes en el mercado. En este sentido, la política monetaria tiene límites, y claramente Banxico ha hecho todo lo posible que tiene a su alcance para mantener la estabilidad macroeconómica, sin embargo, la actual crisis, por sus peculiaridades, debe ser abordada principalmente desde el otro brazo de la política económica, esta es, la política fiscal.


Datos del autor

Adolfo Hernández Ramírez

UNAM Facultad de Economía

adolfohdezram97@gmail.com


Referencias

Banco de México (2020, 10 de junio). Reporte de Estabilidad Financiera. https://www.banxico.org.mx/publicaciones-y-prensa/reportes-sobre-el-sistema-financiero/%7BA66FA96C-EC89-D558-3342-F303E53042D5%7D.pdf

Instituto Nacional de Estadística y Geografía (2020, 9 de junio). Comunicado de Prensa número 270/20. Índice Nacional de Precios al Consumidor. Consultado el 14 de junio de 2020.

https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/boletines/2020/inpc_2q/inpc_2q2020_06.pdf

71 vistas

Av. Insurgentes Sur, Ext. 1431, Int. 10, C.P. 03920, Col. Insurgentes Mixcoac, Alcaldía Benito Juárez

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

Comité de Posicionamiento 2020