La competitividad internacional del sector agroindustrial


Algunos autores de la teoría económica relacionan la existencia de la competencia de las empresas con los indicadores de bienestar, ya que las naciones con mayor grado de competencias son las que puedes satisfacer las necesidades de los consumidores de mejor manera. Menciona Ordoñez: “Cuando nos referimos a un país o una economía desarrollada, nos referimos países que han alcanzado altas cotas de bienestar en sus sociedades: el desarrollo siempre ha estado relacionado con el crecimiento económico” (Ordóñez, 2015, pp 43).

En el sector agroindustrial, se debe recordar, que no todos los países pueden proveer de suficientes recursos a sus respectivas áreas rurales, lo cual provoca consecuencias en las finanzas globales; ya que la agricultura es la base de la economía en gran parte de los países en vías de desarrollo. Por ejemplo, “al inicio del siglo en el sector agropecuario en México contribuía al PIB nacional cuatro veces lo que el de EE. UU. y casi tres veces el de la Unión Europea” (SAGARPA, 2002).

Sin embargo, es necesario recordar que el dinamismo de este sector está ligado a factores tecnológicos y manejo de políticas públicas que hacen que la productividad sea mayor en países que atiendan estos sectores de forma permanente y con planificación. En el caso de México existen problemas con la producción de insumos agrícolas para otros sectores interaccionados como es el caso del ganadero o incluso para elaboración de almidón.

Es necesario que la aplicación correcta de técnicas dentro del marco regulatorio ambiental pueda proveer las condiciones para mercados internos competitivos. En el panorama internacional las tendencias han favorecido a países desarrollados que terminan exportando su sobreproducción y como consecuencia ahogando los mercados de regiones en vías de desarrollo como es el caso de América latina. Las regulaciones de organismos internacionales son importantes para el progreso de los sectores primarios. En este caso de la agricultura. Ya que el flujo de insumos se da entre distintos países y sus productos de igual manera. La competitividad debe considerarse con factores culturales en cuanto a cómo se consumen los productos y también con factores de alcance ambiental.


Datos del autor

Jorge Alberto Illescas González Director de Emprendimiento

BUAP FDE.

Referencias

Ordóñez Tovar, J. A. (2015). Competitividad y bienestar en México: análisis de su relación con el desarrollo humano (Tesis doctoral, Universidad Complutense de Madrid).

SAGARPA. (2002). Descripción de los sectores agroalimentario y pesquero y características del medio rural.

26 vistas

Av. Insurgentes Sur, Ext. 1431, Int. 10, C.P. 03920, Col. Insurgentes Mixcoac, Alcaldía Benito Juárez

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

Comité de Posicionamiento 2020